Empresa

AMC Elettronica fue fundada en 1974.

El primer producto diseñado por la empresa fue el detector a microonda «RIVELA» en colaboración con la Universidad de Pavía que obtiene inmediatamente un gran éxito en el mercado ya sea italiano que extranjero. Aunque este mercado estaba en sus comienzos en Italia, en pocos años la empresa se consolidó como una realidad exitosa en el sector de la seguridad, en particular en el diseño y fabricación de detectores de alta calidad. En los años ‘80 AMC decide agregar centrales, combinadores telefónicos y sirenas, a la ya consolidada gama de detectores. Es del 84 la primera central AMC, EL80, y se tendrán que esperar otros cuatro años para el primer combinador en síntesis de voz, el CT901SV. Los años ‘90 marcan un cambio significativo en el mercado de la seguridad; nacen los primeros sistemas de control remoto y los sistemas vía radio.

AMC, siempre al paso con los tiempos, en ocasión de la Feria Internacional de Milán, «Sicurezza‘98», presenta la central C136, un sistema totalmente programable por ordenador a través de módem, y el sistema CR100, un antirrobo vía radio totalmente alimentado con batería de litio.

Hoy AMC tiene una red de distribución a nivel internacional, que ofrece productos de excelente calidad made in Italy que presta mucha atención al diseño del objeto y es capaz de satisfacer las necesidades de todos sus clientes, como testimonian los reconocimientos obtenidos. AMC Elettronica es una empresa enteramente italiana que tiene como actividad exclusiva la producción y comercialización de componentes para sistemas de alarmas. La actividad de la empresa se desarrolla principalmente en la sede de Alzate Brianza, provincia de Como. En el establecimiento de Lurago d’Erba, a pocos kilómetros de la sede, fue equipado un «laboratorio test» y una línea totalmente automática para el montaje de las fichas electrónicas en tecnología SMT.

La política empresarial prevé una garantía adicional del producto vendido, una ulterior aprobación por parte de organismos externos autorizados que someten los equipos a continuos controles y verificaciones de calidad.